doctor@bermejo.info

Información

614 294 118

Llámanos

Medicina estética Facial

Hilos Tensores

Tratamiento, cuidados, duración.

¿Podemos Ayudarte?

Procedimiento

Tratamiento Hilos Tensores

Los hilos tensores son un procedimiento médico no quirúrgico utilizado para mejorar la flacidez de la piel en diversas áreas del rostro y el cuerpo. Consisten en la inserción de hilos de sutura especiales debajo de la piel para elevar y tensar los tejidos, proporcionando un aspecto más juvenil y firme.

Tratamientos Ofrecidos:

Ofrecemos diferentes tipos de hilos tensores, como los hilos PDO (polidioxanona), que se utilizan comúnmente para tratar áreas como las cejas, mejillas, cuello y partes del cuerpo. Los hilos tensores pueden ser utilizados para:

  • Reafirmar la Piel: Redefinen el contorno facial y combaten la flacidez.
  • Elevar las Cejas: Levantan las cejas caídas y corrigen la ptosis (caída) de los párpados.
  • Mejorar el Cuello y el Mentón: Ayudan a reducir la papada y tensan la piel del cuello.
  • Rejuvenecer el Área Periocular: Reducen las arrugas alrededor de los ojos.

Duración del Tratamiento:

La duración del procedimiento de hilos tensores varía según la cantidad de hilos y áreas tratadas, pero generalmente puede completarse en 30 a 60 minutos.

Época del Año Recomendada:

Los hilos tensores se pueden realizar en cualquier época del año. Sin embargo, algunos pacientes pueden preferir evitar la exposición al sol directo inmediatamente después del tratamiento para minimizar el riesgo de hinchazón o enrojecimiento.

Recuperación Laboral:

La mayoría de los pacientes pueden regresar a sus actividades laborales y sociales normales en un día o dos después del tratamiento de hilos tensores. Puede haber un ligero enrojecimiento, hinchazón o hematomas, pero estos efectos secundarios suelen ser temporales y disminuyen en unos pocos días.

Duración de los Resultados:

Los resultados de los hilos tensores pueden durar de 12 a 24 meses, dependiendo de la calidad de los hilos utilizados y la respuesta individual del paciente. Algunos pacientes pueden requerir retoques periódicos para mantener los resultados a largo plazo.

Cuidados Posteriores del Tratamiento:

Después del tratamiento de hilos tensores, se recomienda evitar frotar la zona tratada y no acostarse sobre la cara durante al menos una semana. También se aconseja evitar el ejercicio vigoroso y la exposición excesiva al sol durante las primeras 24 horas. El médico proporcionará instrucciones específicas de cuidado posterior.

s

Contraindicaciones:

Es importante informar a su médico sobre cualquier alergia, enfermedad o medicamento que esté tomando antes del tratamiento de hilos tensores. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben posponer el tratamiento. Además, personas con ciertas condiciones médicas preexistentes pueden no ser candidatos adecuados para los hilos tensores, por lo que se requiere una evaluación médica previa.

Ir al contenido